Personas con Historia

Perfiles de personajes históricos que merece la pena conocer

Korczak, el héroe de los niños

| 2 Comments

Fue un médico, escritor, periodista y pedagogo de gran prestigio, una figura aún hoy influyente en el campo de la educación, cuyas ideas y actos han inspirado a generaciones sucesivas de maestros y educadores y conservan toda su vigencia, no obstante el ejemplo de su vida sea tal vez su legado más valioso. Dedicado y comprometido con su causa hasta el último momento, Janusz Korczak (1878 - 1942) se preocupó también por legar una idea: “Es inadmisible dejar el mundo tal como lo hemos encontrado”.


Nacido en 1878 en una familia judía acomodada y progresista de Varsovia, en tiempos de la ocupación soviética de Polonia, escribió sus primeros relatos en 1895, que consiguió publicar en distintas revistas literarias, siendo aún un estudiante de secundaria. Esta actividad literaria derivaría poco después en actividad periodística, cuando en 1896 muere su padre y él queda a cargo del sustento de toda su familia, mientras prosigue sus estudios, licenciándose en Medicina en 1904.

En marzo de 1905 obtuvo el título de médico y fue movilizado por las autoridades soviéticas al frente de la guerra ruso-japonesa, donde conoció de primera mano el horror. Compaginó la atención médica a los heridos con artículos periodísticos de divulgación científica y también como corresponsal del conflicto, gestando ya las ideas clave de su carrera contra todas las manifestaciones de la maldad, la arbitrariedad y la injusticia. A su vuelta a Polonia se decantó, entre todas las opciones médicas, por la pediatría, y aunque nunca se afilió a partido ni organización alguna, destacó por su acción social en sus escritos manifestándose contra la pobreza, el desempleo, la explotación y la desigualdad social y de género, y también contra la ocupación extranjera integrándose en el núcleo revolucionario de la sociedad polaca.

Decidido ya a trabajar en favor de los niños como su legado al futuro, en 1907 y 1909 viajó a Berlín y París a perfeccionar sus conocimientos de pedagogía y ejerció como médico y también como adjunto de la directora de un orfanato entre 1911 y 1912. Nuevamente movilizado como médico de campaña, esta vez al frente ucraniano durante la I Guerra Mundial, regresó profundamente impresionado y fue reduciendo gradualmente su actividad de médico y cada vez consagró más tiempo y energía a la educación, tanto en sus aspectos prácticos como teóricos, porque, aseguraba, "la medicina puede prevenir y curar las enfermedades, lo que no puede hacer es mejorar a las personas".

El programa pedagógico de Korczak se basa en ideas que actualmente continúan vigentes: la necesidad de comprender a los niños, la importancia de respetarlos y amarlos, la promoción de su autonomía y especialmente la importancia de crear un sistema global de educación donde cooperen escuela, familia e instituciones sociales. En coherencia a estas ideas y a su afán por contribuir a formar generaciones mejores, en 1918 adquirió un solar donde edificó y fundó un orfanato llamado Nasz dom (Nuestro Hogar), del que sería director, pedagogo y médico, hasta 1936, al tiempo que colaboraba con otros centros similares e incluso con escuelas clandestinas para niñas.

Su fama a estas alturas era ya mundial, sus libros y conferencias se traducían por toda Europa, era una autoridad en su campo y como tal se le ofreció abandonar Polonia, dado el cariz que estaban tomando los acontecimientos en la europa central ante la pujante peligrosidad alemana. Él se negó, y se volvió a negar aresidir en la "zona aria" cuando en 1939 los nazis ocuparon Polonia y él se había hecho cargo de un grupo de cerca de 200 niños judíos desamparados a causa de la guerra, en un nuevo orfanato que tuvo que trasladar al gueto, y que consiguió mantener activo y con los niños en perfecto estado bajo su tutela duarante cuatro años.

En agosto de 1942 los nazis trasladaron a Korczak y a sus 196 alumnos al campo de exterminio de Treblinka donde fueron inmediatamente asesinados en la cámara de gas.

Más sobre Korczak:

Memorial del gueto de Varsovia

2 Comments

  1. Me recuerda a "los pasajes de la historia" de la rosa de los vientos, el programa de radio. Una de las secciones que mas me gusta.

    Esta muy bien recordar a tan isignes personajes a los que muchas veces no se les presta atención.

    Buen aporte a la blogosfera.

    http://perrolocoatacando.blogspot.com/

    http://futbollocoatacando.blogspot.com/

  2. hola!! acabo de descubrirte por el concurso este de los premios 20blogs y nada, que muchisima suerte!!!

    y bueno, ya que estoy te permito que te pases por el mio que participa en humor.. y si quieres también te permito que lo votes!! xDD

    un saludo!! :D
    sorcios.com