Personas con Historia

Perfiles de personajes históricos que merece la pena conocer

Yuri Gagarin, el héroe espacial

| 2 Comments

Cada 12 de abril se celebra en Rusia el Día de la Cosmonáutica para conmemorar la hazaña que ese mismo día de 1961 llevó a Yuri Gagarin (1934 - 1968) a convertirse en el primer hombre en viajar el espacio. Los soviéticos consiguieron una gran victoria sobre Estados Unidos en su guerra de las galaxias, y la elección del héroe fue, como toda acción susceptible de propaganda, muy meditada por los jerarcas comunistas.

Yuri Gagarin era el perfecto soviético y el ejemplo perfecto de la eficacia socialista; nacido en un koljós (granja colectiva, base de la economía rural soviética), hijo de padres campesinos, estudiante y obrero metalúrgico de profesión, en 1955 consiguió ingresar por sus propios medios en la Escuela Militar de Pilotos, siendo destinado en 1957 al servicio aéreo del Ártico. También se había casado y era padre de dos hijas cuando, en 1960, lo selecionaron para formar parte del grupo de 20 cosmonautas del que solamente uno sería elegido para orbitar sobre la Tierra.

La muerte de uno de esos 20 cosmonautas, abrasado en la cápsula de entrenamiento el 23 de marzo de 1961, no restó coraje a Gagarin para que el 12 de abril tripulara la nave Vostok-1, que, comandada desde el mando central, efectuó una vuelta a la Tierra a una altitud de 315 kilómetros y durante 108 minutos (8 kilómetros por segundo). Después, la nave reentró ardiendo en llamas por un fallo técnico y Gagarin descendió en paracaidas sobre Siberia.

Tenía 27 años y era el hombre más célebre del mundo, no sólo por haber sido el primero en explorar el espacio, también porque a su regreso viajó por todo el orbe socialista, de Alemania a Cuba, promocionando la gesta del programa espacial ruso. Con auténtica resignación soviética, tuvo que vivir con una popularidad que no quería, incluso lo apartaron de la aviación para preservar su leyenda mediante un cargo en el Soviet Supremo. "La popularidad es una cosa irreparable. Uno se ve obligado a meditar ¿a qué y a quién se debe?", decía Gagarin en su libro "Veo la tierra", que escribió en el siguiente año.

Sólo cuando el alcoholismo amenazó seriamente con derruir el mito, y tras pasar por un sanatorio en Crimea, consintieron que Gagarin, Héroe de la Unión Soviética y el Trabajo Socialista, regresara al programa espacial. Desde 1963 trabajó en los diseños de nuevas naves y como instructor en el centro de entrenamiento. Había recuperado su vida, y al tiempo ya lo había conseguido todo, cuando el 27 de marzo de 1968 murió a bordo de un caza MiG-15 que se estrelló cerca de Moscú sin que las autoridades rusas hayan aportado nunca mayores explicaciones.

Su muerte prematura le impidió ver la siguiente gran gesta espacial, esta vez del enemigo: la llegada del hombre a la luna, el 16 de julio de 1969, que sin embargo nunca eclipsó la suya. En el memorial de Gagarin, Neil Armstrong dejó escrito "Él nos llamó a todos al cosmos".

Más sobre Gagarin

Así fue el viaje del primer hombre al espacio (12/4/1961)



2011, el año de Yuri Gagarin: La Yuriesfera